Global Intelligence

Icono

Operación Mushtarak: comenzó el asalto de Marjah

Como adelantó Global Intelligence, comenzó el asalto a la ciudad de Marjah en la provincia de Helmand, el principal bastión de los insurgentes talibanes. La OTAN-ISAF buscan instalar la autoridad del gobierno nacional que apenas domina Kabul, la capital de Afganistán. Es la principal acción estadounidense desde que derrocaron a los talibanes en 2001. Helmand es vital para las finanzas de los talibanes mediante la producción de opio. Se teme una masacre sobre la población civil por las fuerzas occidentales.

Centenares de soldados estadounidenses y afganos descendieron de helicópteros antes del amanecer del sábado al comenzar una esperada ofensiva sobre la localidad más grande en poder del Talibán en el sur de Afganistán, con la intención de restablecer el control del gobierno.

El ataque sobre Marjah es el clímax de la ofensiva internacional y afgana más grande en la guerra en Afganistán y es la operación de combate más intensa desde que el presidente Barack Obama ordenó en diciembre el envío de 30.000 soldados más para mejorar las posibilidades de vencer a los extremistas.

De acuerdo con comandantes de la infantería de marina estadounidense, es posible que haya entre 400 y 1.000 insurgentes parapetados en esa comunidad con 80.000 personas en la provincia de Helmand, incluyendo más de 100 combatientes extranjeros.

Marjah, la localidad más grande dominada por el Talibán, se considera el centro de la red montada por los extremistas para operaciones logísticas y el contrabando de opio.

“La primera oleada de helicópteros aterrizó dentro de Marjah. La operación ya comenzó”, informó el capitán Joshua Winfrey, comandante de la Compañía Lima de la infantería de marina que está en la primera línea del ataque.

Varios centenares de infantes de marina estadounidenses y algunos soldados afganos estuvieron en la primera acometida, tras volar sobre terrenos con minas colocadas al parecer por extremistas en torno a la ciudad, unos 610 kilómetros (360 millas) al suroeste de Kabul.

La operación, con el nombre en clave de “Moshtarak” o “Juntos”, fue descrita como la mayor ofensiva conjunta en la guerra afgana. El general Nick Carter, comandante de las fuerzas de la OTAN en el sur de Afganistán, dice que participan 15.000 soldados, incluyendo a unos 7.500 que combaten en Marjah y a las tropas británicas presentes al norte en el distrito de Nad Ali.

El asalto con helicópteros estuvo precedido por la iluminación de bengalas que fueron lanzadas sobre la localidad alrededor de las 2 a.m. En la oscuridad total de una noche sin luna, el estrépito de los helicópteros pudo escucharse a la distancia mientras llevaban a las fuerzas de asalto desde múltiples lugares.

El destello blanco de los misiles Hellfire y Tow fue divisado sobre la localidad mientras las bengalas alumbraban en la oscuridad para facilitar a las fuerzas de asalto la ubicación de sitios en la ciudad.

Una vez que la comunidad recupere la normalidad, la OTAN espera llevar pronto ayuda y restablecer los servicios públicos para ganarse el apoyo de las aproximadamente 125.000 personas que viven en Marjah y poblados aledaños. La capacidad que tengan las autoridades afganas para restaurar esos servicios es crucial en el éxito de la operación y también para evitar el regreso del Talibán.

Antes del asalto, la principal carretera que comunica a Marjah fue abarrotada el viernes por vehículos y camiones de los cientos de civiles que huían de la zona ante la inminencia del ataque.

Los líderes tribales de la región pidieron a la OTAN que termine su operación rápidamente y proteja a los civiles, en una solicitud que sugiere que la población cooperará con las fuerzas internacionales y afganas una vez que los insurgentes sean expulsados.

En el Pentágono en Washington, un prominente funcionario estadounidense dijo que el presidente afgano, Hamid Karzai, había autorizado el ataque.

Otro funcionario de defensa afirmó que Karzai había sido informado con suma anticipación sobre los planes del asalto. De acuerdo con este funcionario, fue la primera ocasión en que se compartió información antes de un ataque y en que hubo colaboración con el gobierno afgano en la preparación de los planes.

Ambos funcionarios hablaron en forma anónima porque carecían de permiso para hacer declaraciones públicas.

AP // Los periodistas de AP Noor Khan en Kandahar, Amir Shah en Kabul y Anne Gearan y Anne Flaherty en Washington contribuyeron en la información.

Archivado en: asia, oriente medio, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Calendar

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Global Intelligence

Caminamos por las sombras porque elegimos buscar la luz

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 74 seguidores

RSS ADN

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS China

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS India

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: